El food styling consiste en utilizar una serie de técnicas para mostrar la comida de forma muy apetecible en la fotografía final.